La NOTICIA
BOLETIN 209 SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2018

15

Oct 2018

BOLETIN 209 SEPTIEMBRE-OCTUBRE 2018

COMENTARIOS SOBRE ALGUNOS DE LOS TEMAS TRATADOS EN LA SESION SOBRE IMPUESTOS ESPECIALES DEL DÍA 24 DE SEPTIMEBRE DE 2018.


     Tal como anunciamos, el pasado día 24 de septiembre se llevó a cabo la Sesión monográfica sobre Impuestos Especiales, con motivo de la entrada en vigor el día 21 de septiembre de la Orden HFP/293/2018, de 15 de marzo, que introduce el modelo de Declaración de Consumidor Final.


     Los ponentes, como habíamos indicado, fueron Dª Carmen Rodríguez Sáez, Jefa de la Dependencia de Aduanas e Impuestos Especiales y D. Ciriaco Hernández, Interventor de referida Dependencia, que tras la presentación de la sesión y de los ponentes por parte de nuestro presidente, D. Víctor Caramanzana Rey, se inició la misma sobre la premisa de efectuar cuantas preguntas se pudieran suscitar,  que serían respondidas indistintamente por cualquiera de los ponentes.


     Se comenzó por parte del Sr. Hernández realizando un resumen del proyecto de Orden por la que se aprobarán las normas de desarrollo de lo dispuesto en los artículos 27, 101, 102 y 110 del Reglamento de Impuestos Especiales, y por lo que a nuestro Sector interesa respecto de la aprobación de las normas de cumplimentación del modelo del Albarán de Circulación y Notas de Entrega en el procedimiento de Ventas en Ruta, así como los modelos de ambos documentos.


     El ponente insistió en destacar que la responsabilidad de los suministros corresponde al Distribuidor mientras no tenga en su poder la declaración de consumidor final, acto que le libera del fin que se haya dado al producto de tipo reducido, de ahí la importancia de obtener la declaración de consumidor final debidamente cumplimentada y firmada por el titular de la instalación y, especialmente, cuando hay algunas resoluciones judiciales que tienden a trasladar la responsabilidad del usuario-consumidor al Distribuidor, en caso de duda sobre la acreditación de la finalidad del consumo. De ahí la importancia de obtener la declaración de consumidor final debidamente cumplimentada en el modelo aprobado por la Orden HFP/293/2018, de 15 de marzo.


     Llamó también el ponente la atención sobre la temperatura del producto a consignar en los documentos, y en este sentido, en el albarán de circulación hay que indicar la cantidad de producto a temperatura ambiente y la densidad del producto a 15º, mientras que en la nota de entrega la cantidad de producto debe consignarse a temperatura ambiente. Atención pues a la contabilidad de los productos, y la incidencia que la temperatura pues tener en la misma.


     Otro tema en el que se hizo especial referencia fue el relativo al supuesto de indisponibilidad del sistema de la AEAT al solicitar la autorización electrónica del borrador del albarán de circulación, en el sentido de que únicamente puede iniciarse la circulación si la caída de línea se debe a un fallo del servidor de la AEAT, es decir, no cabe la caída del propio sistema del Distribuidor, pues en este caso no queda justificada la indisponibilidad del sistema informático de la AEAT, y no puede iniciarse la circulación.


     En cuanto a si en un mismo día se pueden solicitar más de un borrador de albarán de circulación, debemos señalar que solicitado el borrador para la expedición de un día determinado se tuviera que volver a iniciar una nueva salida de ventas en ruta ese mismo día, se podrán solicitar cuantos albaranes sean precisos, siempre que se haya llevado a cabo el retorno de la expedición anterior. Es decir, siempre que se haya completado una expedición de venta en ruta, se podrá volver a la base a recargar y volver a salir, solicitando un nuevo borrador de circulación.


     Un aspecto interesante que se destacó en la reunión por los ponentes es que el modelo de nota de entrega que incorpora el proyecto de Orden contiene la declaración de consumidor final, de tal manera que al constar en la nota de entrega la declaración de consumidor final hace innecesaria una declaración de consumidor final independiente, con lo que no haría falta mantener un archivo de declaraciones finales de los consumidores. Suponemos que se presentaran dudas y matices, pues está claro que si quien firma la nota de entrega es el consumidor final no hay problema esa declaración es suficiente. Si por el contrario quien firma la nota de entrega no es el consumidor final no cabe cumplimentar la declaración de consumidor final, sí la recepción del producto. Entiendo que en el modelo del proyecto quien firma la declaración de consumidor final es éste, pues aunque hay un apartado que indica “En calidad de”, hay que considerar que se refiere, por ejemplo, ,a personas jurídicas y que en ese apartado habría que señalar en calidad de “administrador”, “representante legal”, etc., en cuanto representante legal del consumidor final.


     Todas estas consideraciones están sometidas a que la publicación de la Orden responda al proyecto, pues en otro caso habrá que estar a lo que diga expresamente la Orden y la posterior interpretación de la Administración.


- José Orejudo Agudiez. - Letrado Asesor -